Indemnizaciones en Casos de Negligencia Médica en New York

Indemnizaciones en Casos de Negligencia Médica en New York
En New York, Para entablar un caso por negligencia médica, el demandante debe probar que el demandado tenía que cumplir un deber con el demandante, que el demandado no cumplió con los estándares de atención de salud adecuados, que los actos del demandado fueron los que realmente provocaron la lesión del demandante y que la negligencia del médico o de otro profesional médico provocó daños al demandante. Las indemnizaciones son un elemento muy importante de un caso de negligencia médica y el demandante no puede obtener indemnizaciones por lesiones que no fueron ocasionadas por la conducta de un médico, por la tanto, el demandante debe establecer una conexión o enlace causal entre la lesión del demandante y la negligencia del médico. En general, existen dos tipos de indemnizaciones a los que un demandante puede recurrir en un caso de negligencia médica: indemnizaciones compensatorias e indemnizaciones punitivas. Un abogado especialista en negligencia médica puede evaluar su caso, determinar si puede entablar una demanda y reunir los antecedentes de un caso para obtener una indemnización.

Indemnizaciones Compensatorias
En New York, Las indemnizaciones compensatorias tienen el propósito de compensar al demandante por las lesiones y daños reales que sufrió. En otras palabras, las indemnizaciones compensatorias apuntan a compensar "completamente" al demandante. Las indemnizaciones compensatorias se pueden dividir en dos categorías: indemnizaciones por pérdidas económicas (indemnizaciones reales) e indemnizaciones no económicas (indemnizaciones generales). Las pérdidas económicas incluyen los gastos en efectivo no reembolsables, tales como cuentas médicas y hospitalarias, el costo de los medicamentos recetados, la asistencia de enfermeras, terapia física y equipos médicos, tales como una silla de ruedas. Las pérdidas de salarios debido a que se tuvo que ausentar del trabajo mientras estaba en recuperación, también se pueden recuperar.

Las pérdidas no económicas son más difíciles de cuantificar en términos de valor monetario, e incluyen el dolor y el sufrimiento, problemas, angustia emocional, pérdida del cónyuge o de un compañero, pérdida de la capacidad para trabajar, deterioro o discapacidad física y desfiguración. Es posible que el demandante también obtenga indemnizaciones por la pérdida de salarios y por futuros tratamientos o terapias médicas. Un demandante también puede obtener indemnizaciones por la pérdida de la oportunidad de obtener un mejor resultado en la cirugía o procedimiento médico debido a la negligencia del demandado al tratar al demandante.

Si el demandante no puede establecer las indemnizaciones reales, todavía puede tener derecho a indemnizaciones nominales. Normalmente, las indemnizaciones nominales son cantidades muy pequeñas ($1) que se pagan como reconocimiento de un perjuicio legal que se sufrió cuando el demandante no ha sufrido una pérdida o perjuicio real.

Indemnizaciones Punitivas
Si la evidencia prueba que el médico, enfermera u otro proveedor de atención de salud actuó en forma malintencionada, excesiva, maliciosa, fraudulenta, de mala fe y con una indiferencia consciente en relación con las posibles consecuencias, el demandante puede tener derecho a indemnizaciones punitivas o ejemplificadoras. Las indemnizaciones punitivas sirven para castigar al proveedor de atención de salud por su mala práctica, en un esfuerzo por evitar a futuro conductas indebidas del mismo tipo. La negligencia por sí sola no basta para imponer las indemnizaciones punitivas. Algunos estados autorizan las indemnizaciones ejemplificadoras, las cuales están diseñadas no para castigar sino más bien para compensar al demandante cuando se considera que la lesión es más grave debido a circunstancias agravantes.

Existen muchas situaciones en las que puede ser posible que un demandante obtenga indemnizaciones punitivas de un proveedor de atención de salud individual. Los tribunales han dictaminado indemnizaciones punitivas en los siguientes casos:

Cuando un cirujano no pudo obtener el consentimiento informado del paciente para la cirugía
Cuando no se logra llevar a cabo una cirugía adecuadamente o no se entrega una información adecuada al paciente luego de la cirugía
Cuando no se realizaron todos los exámenes para determinar el estado de salud de un niño
Declaración falsa o fraudulenta en relación con una cirugía
Modificación del historial médico
La administración de medicamentos o anestesia en forma incorrecta
Los tribunales han considerado una variedad de factores, los cuales se han fundamentado para apoyar un fallo por indemnización punitiva. Dichos factores incluyen: la realización de una cirugía no de emergencia luego de una jornada prolongada, la realización de un procedimiento en particular de manera mucho más rápida que lo normal, la realización de un procedimiento determinado cuando se indica que existe un procedimiento más adecuado que el demandado no podía realizar, la sobrecarga de los servicios y la continuación de un tratamiento en particular cuando este había dado malos resultados en el pasado.

Un demandante también puede estar en condiciones de obtener indemnizaciones punitivas de un proveedor de atención de salud institucional, tal como un hospital o clínica, dependiendo de las circunstancias. Los tribunales han autorizado las indemnizaciones punitivas cuando un hospital o clínica es responsable de la conducta de uno de sus empleados; un hospital u otro empleador ratificó o aprobó la conducta del empleado, la cual justificó un fallo por indemnizaciones punitivas; una institución de atención de salud que no pudo asegurar la competencia de sus empleados ni tampoco pudo supervisar a su personal; un hospital que no pudo ofrecer las instalaciones, equipos o suministros adecuados; y una institución que se negó a entregar los historiales médicos.

Reforma a los Daños Masivos/Topes en las Indemnizaciones Punitivas
En un esfuerzo por combatir los crecientes costos de seguros por negligencia médica, muchos estados han promulgado leyes que ponen un límite o tope al monto de las indemnizaciones que puede obtener un demandante en un caso de negligencia médica. Los estatutos estatales difieren en el límite específico a aplicar y en los tipos de indemnizaciones que están limitadas. Algunos estados sólo limitan las indemnizaciones no económicas en los actos de negligencia médica; otros no ponen límites a los gastos médicos y a otros gastos relacionados, pero limitan todas las demás indemnizaciones. Y hay otros estados que tienen estatutos que limitan las indemnizaciones totales que se pueden obtener por actos de negligencia médica.

Algunos estados también han creado fondos de compensación para pacientes, los cuales sirven como fuente de compensación para los demandantes, independientemente de lo que puedan recibir por parte de un proveedor de atención de salud luego de un juicio. En general, un fondo de compensación para pacientes tendrá un sistema en el cual hay un tope estatutario sobre las indemnizaciones que el demandante puede obtener de un proveedor de atención de salud, y un tope más alto sobre el monto total de indemnizaciones que el demandante puede obtener del fondo responsable por la diferencia.

Conclusión
Dependiendo de su caso, es posible que pueda obtener indemnizaciones punitivas así como también indemnizaciones compensatorias en su caso de negligencia médica. Un abogado especialista en negligencia médica puede evaluar su caso y reunir los antecedentes para entablar un caso por indemnización.

Comments

Popular posts from this blog

CIRUJANOS HEMORROIDES NEW YORK

Los mejores cirujanos de New York especializados en lipo

CIRUJANOS PLASTICOS EN CHICAGO